Miguel Caja – Caroline Oesch – Talavera de la Reina

El término “Cristiano Evangélico” comprende a aquellos cristianos que articulan su fe a los siguientes ejes:  Cristianos por conversión personal: La fe cristiana no puede ser impuesta a nadie, cada uno debe ser libre de aceptarla o rechazarla. Jesús enseño la necesidad de la conversión, que es una decisión personal y libre de cada individuo.  La Biblia, única autoridad: Los cristianos evangélicos desconfiamos de cualquier persona o asociación religiosa que se atribuya el monopolio de la verdad. Nuestra única norma de fe y conducta es la Biblia. Salvación por la fe: Todas las religiones (incluidas las religiones oficiales en Europa) se basan en un código moral que sus seguidores deben adoptar a cambio de ciertos beneficios espirituales. La Biblia condena abiertamente esta tiranía religiosa llamada “salvación por las obras”. Los hombres somos aceptados ante Dios cuando decidimos volver nuestros corazones hacia Él. Cuando ponemos nuestra confianza en Jesús y no en nosotros mismos.

La fe, un estilo de vida: En todas las religiones la fe es un mero asentimiento intelectual a una idea fijada de antemano. Para Jesús la fe es un estilo de vida, así no es cristiano el que tiene ideas cristianas, sino el que acepta a Jesús como único Señor y Salvador y decide centrar su vida en Él.

Muchos están desengañados de la religión. Algunos tienen cierto tipo de sentimiento religioso producto de una educación concreta. Sin embargo esta fe tiene poca o ninguna transcendencia en la vida diaria. Es irrelevante en la practica.  Hoy en día cientos de grupos se atribuyen la posesión exclusiva de la verdad, desde los monopolios católicos y protestante hasta la última extravagancia venida de California.

Los cristianos evangélicos de Talavera creemos que quienes buscan la verdad no la hallarán en ninguna religión humana, sino sólo en las enseñanzas de Jesús.